Borja de Mesa:

El fútbol te enseña a vivir mejor.

Futbolista amateur, espectador apasionado, compilador, rescatista y analista del hecho futbolístico… Borja de Mesa comparte con nuestros lectores más de una apreciación sobre los íconos que marcaron la historia del fútbol en Bolivia y sobre las aristas del deporte de multitudes.

Borja de Mesa Salinas es un arquitecto boliviano y futbolista amateur. Quienes lo conocen dan fe de su habilidad con la pelota, mientras él confiesa que su vinculación con el fútbol se remite a su infancia. “He jugado fútbol prácticamente desde que aprendí a caminar y siempre he sido un apasionado de este deporte”.  Su padre –historiador, periodista, ex Presidente de Bolivia y líder del partido político Comunidad Ciudadana– Carlos de Mesa Gisbert, inculcó en su hijo ese sentimiento y éste lo cultivó tanto desde el plano de jugador como de espectador y analista.

Carlos de Mesa compartió con los seguidores de su blog que su hijo Borja, a muy temprana edad y por elección propia, eligió la camiseta de la Academia con la misma determinación con la que lo persuadió a compartir con la gente el material sobre fútbol que había acumulado por años, trasladándolo de un archivo personal a un blog público, trabajado y alimentado por ambos, padre e hijo. “Entre muchos asuntos en común, el fútbol es uno de nuestros mayores lazos”, asegura el autor de La Epopeya del Fútbol Boliviano (1994).

“El fútbol es un deporte que enseña a los jóvenes a vivir mejor, a comer mejor y apreciar mejor lo que uno es, ya que únicamente en situaciones extremas como las que genera este deporte, uno puede aprender más de sí mismo, de quién es, cómo es y hasta dónde puede llegar”.

Historiadelfutbolboliviano.com

Actualmente, Borja forma parte de algunos equipos amateur de La Paz, sigue los partidos de sus equipos favoritos y está al frente del blog Historiadelfutbolboliviano.com que constituye un homenaje al fútbol nacional y a la camiseta fundamental, la Verde.

En este sitio se retrata una parte importante de la historia deportiva de nuestro país desde una visión integral e histórica del fútbol que se conecta con el presente. Se aborda la participación de Bolivia en las Copas América, Libertadores y Sudamericana; en las Eliminatorias y en la Copa del Mundo. El blog también contiene resultados de encuestas sobre los mejores jugadores de los diferentes clubes bolivianos; estadísticas sobre los goleadores; apuntes de los encuentros de Bolivia frente a los más grandes del mundo; retratos de los partidos amistosos de la Selección; perfiles de los protagonistas: jugadores, técnicos, dirigentes; reseñas sobre los clubes y referencias sobre los libros publicados sobre la temática futbolística; además de una cuidada selección de fotografías y material audiovisual. A esta información se suma la retroalimentación de los seguidores del sitio.

Paralelamente, Borja y su padre publican artículos relacionados en la revista mensual “Cábala”.

Emblemas

Marco Antonio Etcheverry fue el mejor jugador que yo vi, aunque históricamente el más considerado fue Víctor Agustín Ugarte”, sostiene Borja de Mesa. Y prosigue: “Etcheverry no fue el mayor goleador pero sí fue el jugador más talentoso y determinante de su época. Tuvo una serie de circunstancias especiales en el Mundial de Estados Unidos de 1994 que es el único en el que participamos por Eliminatorias. Él fue la gran estrella de esa clasificación y poco tiempo después lo fue también en el Colo Colo de Chile. Estando en su mejor momento, se lesionó la rodilla muy gravemente, tanto así que su participación en el Mundial quedó en entre dicho. Sin embargo, con mucho sacrificio logró recuperarse para jugar el partido inaugural frente a Alemania, aunque pocos minutos después de ingresar a la cancha fue expulsado por patear a un jugador rival… Etcheverry pasó por momentos difíciles en su carrera pero siempre se sobrepuso y salió adelante; es un verdadero ejemplo de deportista luchador y un jugador al que recuerdo siempre con mucho cariño”.

Para Borja, otros grandes futbolistas que marcaron la historia del fútbol boliviano, fueron Erwin Sánchez; Carlos Borja –jugador mundialista con más de 21 años de carrera consecutiva en el fútbol profesional boliviano y destacado tanto por su calidad deportiva como por su integridad humana–; “Chichi” Romero; y “el Zurdo” López quien, siendo argentino naturalizado boliviano, fue el mejor jugador del Bolívar de los 90, pues le regaló a su hinchada goles adornados de calidad técnica y un estilo propio que se lucía en el asombroso manejo de la famosa “zurda de oro”.

Desde el blog historiadelfutbolboliviano.com, se rinde homenaje a este gran jugador que dejó de existir el 30 de septiembre de 2018, a sus 66 años: “Nos llenó los ojos durante tantos años…, fue un hombre correcto y de perfil bajo… Quienes tuvimos el privilegio de verlo, no olvidaremos esa zurda mágica que le dio el apodo con el que será recordado, no sólo por la hinchada celeste, sino por todos quienes amamos el fútbol que ‘el Zurdo’ cultivaba con el esmero de los grandes que tienen el don”.

El deporte claroscuro

Conectando el recuerdo de los grandes del ayer con el presente y el futuro, nuestro entrevistado se dirige a las nuevas generaciones de futbolistas con la premisa de que el fútbol es un deporte que enseña a los jóvenes a vivir mejor, a comer mejor y apreciar mejor lo que uno es, ya que únicamente en situaciones extremas como las que genera este deporte, uno puede aprender más de sí mismo, de quién es, cómo es y hasta dónde puede llegar.

“El fútbol es un deporte de grandes contrastes para lo bueno y para lo malo; tiene luces y tiene sombras: egoísmos, violencia, ambición… Los niños y jóvenes que sueñan con ser futbolistas deben saber que el lado oscuro existe y, por lo tanto, explotar las cosas buenas –que son muchas– y convivir con las malas, superándolas”, finaliza el experto.

Edición 1.8. ESTRELLAS DEL FÚTBOL

La Paz – Bolivia.

Beatriz Villa-Gómez C. – NEOCOM S.R.L.

Fotos: Borja de Mesa / historiadelfutbolboliviano.com / Colección Julio Mamani Ticona – Opinión

Compartir