Cucho Vargas:

La posibilidad de que Bolivia reviva la gloria futbolera del 63 o de los 90, está en la formación integral de los futbolistas.

Mario “Cucho” Vargas, celebrando nueve décadas de una vida fructífera, no esconde ante Rediez.com la plenitud de su memoria y, con una mezcla de nostalgia y orgullo, recuerda a los futbolistas profesionales bolivianos que más le llenaron los ojos y que hicieron posible que la hinchada en pleno explote de alegría y euforia.

Cucho Vargas, el periodista deportivo 

Fue fundador y director de distintos medios de comunicación y programas de radio y televisión, autor de libros sobre diferentes temáticas y merecedor del Premio Nacional de Periodismo en 2014.

A sus 90 años, quien además estudió Derecho en la Universidad San Francisco Xavier de Sucre, explica que su relación con el periodismo tuvo dos etapas, siendo la primera la que estuvo directamente relacionada con el deporte y, principalmente, con el balompié. Este periodo culminó con un hecho histórico para los bolivianos que fue la obtención del título sudamericano de 1963.

«Prácticamente allí terminó mi trayectoria deportiva porque, junto a Lorenzo Carri, fundé en Radio Nueva América el programa “Enfoques”, el cual poco a poco fue adentrándose en el corazón de los paceños y de los bolivianos. Esa fue la segunda etapa de mi vida periodística».

Nuevos retos se presentaron en la vida de Cucho Vargas después de haber tenido la satisfacción y el privilegio de relatar para miles de aficionados la victoria de la Selección Boliviana ante Brasil.

Este hecho particular más la experiencia acumulada como periodista deportivo, hacen que su mirada sea un referente importante a la hora de repasar la historia del fútbol profesional boliviano y, principalmente, de recordar a sus principales figuras.

“Esta formación integral es la única que les permitiría llevar adelante una vida sana, una vida donde el cuerpo esté a la altura de la mente y del corazón”.

Los grandes del ayer

De aquella época en la que estuvo dedicado netamente al deporte, Cucho Vargas recuerda a muchos jugadores de gran calidad, apareciendo en primer plano Víctor Agustín Ugarte y Walter “Chingolo” Orozco (ambos del Bolívar); a continuación destaca a Ausberto García como un gran jugador de Wilstermann. “Y cómo olvidar al gran Wilfredo Camacho que fue el timonel, el capitán de la Selección que ganó el Sudamericano del 63. Definitivamente ellos fueron los jugadores que más me llenaron los ojos en esa etapa periodística”, comenta con convicción.

Y es precisamente en 50 Años de la Epopeya (2013), libro de su autoría, donde el periodista rememora el feliz capítulo de 1963 y brinda detalles relacionados a ese resultado y a sus protagonistas.

Sin embargo, Vargas también destaca el fútbol de los años 40 y 50, donde The Strongest y Bolívar, desde su época amateur, acrecentaron una rivalidad que se convirtió en clásico nacional con jugadores notables del Tigre como Vicente Arraya, Alberto Achá, “Botafogo” Fernández, Zenón Gonzáles, Horacio Vega y Rolando Vargas (uno de los sobrevivientes de la Tragedia de Viloco que brilló en los 60s y 70s), entre otros. “Y del Bolívar imposible olvidar a Hernán Rojas y al mejor zaguero central que yo he visto en mi vida: Mario Rojas. Todos ellos y otros tantos fueron grandes jugadores que acrecentaron el clásico nacional –no el clásico paceño–, sino nacional, pues desde esos años viejos hasta la actualidad, The Strongest y Bolívar tienen hinchas en todo el santo país”.

Mario Rojas (superior izquierda). Foto: Historiadelfutbolboliviano.com

¿Nos quedamos en los 90s?

Nuestro entrevistado continúa rememorando a los protagonistas del fútbol nacional y su siguiente parada son los años 90: “Tuvieron que pasar muchos años, prácticamente treinta, para que en 1990 aparecieran jugadores de la talla de Marco Antonio Etcheverry –el famoso Diablo–, Milton Melgar –para mí uno de los más grandes y notables jugadores de toda la historia–, Erwin “Platiní” Sánchez y William Ramallo –un goleador formidable–. La calidad de estos y otros jugadores hicieron posible nuestra clasificación al Mundial de 1994 en Estados Unidos, bajo la destacada dirección técnica de Xabier Azkargorta y la presidencia de Guido Loayza al frente de la Federación Boliviana de Fútbol.

Actualmente Cucho Vargas sigue el fútbol a través de la televisión y de algunos programas de radio y en su calidad de aficionado a la contemplación de este deporte, afirma: “Hoy no tenemos jugadores de esa estirpe, no existen jugadores de la talla de los que he mencionado. Hay jugadores promisorios que tienen mucha voluntad pero que no llegan de ninguna manera a aproximarse siquiera a la jerarquía que tuvieron los jugadores destacados del pasado”.

Ante el vacío, una respuesta

¿Por qué hoy no existen futbolistas de la talla de muchos del pasado? Cucho Vargas responde con claridad: “A los jóvenes de hoy no parece interesarles aprender de los jóvenes de ayer, y deberían hacerlo no sólo sobre la base de una formación futbolística adecuada, sino sobre una formación impartida en las diferentes escuelas del país que sea, ante todo, integral. Esta formación integral es la única que les permitiría llevar adelante una vida sana, una vida donde el cuerpo esté a la altura de la mente y del corazón, y donde no existan vicios ni excesos. Ahora la fama –muchas veces no merecida– está relacionada al gran dinero que circula y lamentablemente se ha perdido lo que llamábamos el amor a la camiseta”.

El periodista concluye afirmando que lamentablemente los medios de comunicación aportan en gran medida a que los deportistas “perturben” sus mentes desde muy jóvenes, creyéndose estrellas sin serlo realmente. Finalmente invita a las nuevas generaciones y a sus formadores a recordar a las viejas figuras del fútbol boliviano y rescatar lo mejor de ellas para retomar el verdadero sentido de una profesión que llega al corazón de multitudes.

Edición 1.1. ESTRELLAS DEL FÚTBOL

La Paz – Bolivia.

Beatriz Villa-Gómez C. – NEOCOM S.R.L.

Fotos: Mike Vargas / historiadelfutbolboliviano.com

Compartir